Relevadores: ¿qué Son Y En Qué Se Utilizan?.

¡Bienvenidos al mundo de los relevadores! Estas máquinas son de gran importancia para un sinfín de aplicaciones en la industria de la electricidad y electrónica. ¿No sabes qué son los relevadores ni en qué se usan? ¡No hay problema! Aquí te explicaré todo lo que necesitas saber.

Los relevadores son dispositivos electromecánicos que nos permiten controlar grandes cantidades de potencia y corriente con una señal eléctrica relativamente pequeña. Estos dispositivos por lo general se emplean en proyectos como:

    • Circuitos de temperatura.
    • Circuitos de sistemas de medición de presión.
    • Automatización industrial.
    • Circuitos de señales lógicas.

Por otro lado, los relevadores tienen muchas características que los hacen destacar entre otros dispositivos electromecánicos, tales como alta fiabilidad, control automático, bajo mantenimiento, seguridad eléctrica, entre otros beneficios. Además, estos dispositivos se pueden conectar directamente a un circuito de señales lógicas para realizar acciones automatizadas.

Los relevadores son dispositivos eléctricos básicos que nos permiten controlar circuitos con grandes cantidades de corriente con una señal eléctrica pequeña, lo que los hace ideales para su uso en proyectos de automatización industrial y señales lógicas.

Índice de Contenido
  1. USO DE POLÍMETRO | TESTER: Comprobación eléctrica de RELÉ | RELAY . PASO A PASO y con ESQUEMAS
  2. COMO PONER UN RELAY
  3. ¿Qué es un relevador y para qué se utiliza?
  4. ¿Cómo funciona un relevador?
  5. ¿Cuáles son las partes principales de un relevador?
  6. ¿Cómo se elige un relevador adecuado para un proyecto electrónico?
  7. ¿Existen diferentes tipos de relevadores?
  8. ¿Cuál es la diferencia entre un magnetismo y un relevador eléctrico?
  9. ¿Qué tipo de protección ofrecen los relevadores?

USO DE POLÍMETRO | TESTER: Comprobación eléctrica de RELÉ | RELAY . PASO A PASO y con ESQUEMAS

COMO PONER UN RELAY

¿Qué es un relevador y para qué se utiliza?

Un relevador es un componente electromecánico que sirve para conectar dos circuitos eléctricos, entre los cuales uno es controlado por una señal eléctrica aplicada al circuito. Esta señal controla la conexión o desconexión de los circuitos, desencadenando así una acción. Estas acciones pueden ser cerrar o abrir circuitos, encender luces, provocar alarmas o incluso regular la velocidad de un motor.
Para lograr estos fines, un relevador se compone de cuatro partes principales:

      • El núcleo magnético: el núcleo magnético es una barra de hierro dentro de la cual se coloca el bobinado.
      • Bobinado: el bobinado es el enlace magnético entre el núcleo y los contactos.
      • Contactos: los contactos son los elementos que regulan el paso de la corriente entre dos secciones del circuito.
      • Brazo: el brazo es una palanca mecánica que se mueve cuando el bobinado recibe una señal eléctrica.

Los relevadores se utilizan en equipos eléctricos o electrónicos para realizar tareas de control, como conectar un circuito en respuesta a una señal, modificar los valores de un circuito, accionar dispositivos eléctricos y proporcionar varios niveles de protección para prevenir daños. La principal ventaja de los relevadores frente a otros dispositivos similares es su alta confiabilidad, lo que permite que sean usados en aplicaciones donde la fiabilidad es clave.

Mira TambiénEl Potenciómetro: Sus Aplicaciones En La Electrónica.El Potenciómetro: Sus Aplicaciones En La Electrónica.
CONTENIDO RELACIONADO  Funcionamiento de una bocina eléctrica: qué debes saber.

¿Cómo funciona un relevador?

Un relevador es un dispositivo eléctrico que sirve para controlar, regular o aislar la corriente eléctrica. Se trata de una especie de interruptor electromecánico que se puede accionar de forma manual o operado por medio de un circuito.

Básicamente lo que hace este dispositivo es conectar o desconectar un circuito lógico o eléctrico con el propósito de regularlo o aislarlo. Un relevador es una herramienta muy útil en varias tareas relacionadas con la electricidad.

Para comprender cómo funciona un relevador, primero hay que saber que está compuesto básicamente por dos elementos principales: un bobinado y un contacto. El bobinado recibe la señal eléctrica para abrir o cerrar los contactos. Estos contactos internos sirven para activar o desactivar otros circuitos relacionados.

Un relevador se comporta como un interruptor, ya que permite interrumpir el flujo de un circuito aislándolo de otro; además, cuando está activado, el circuito se cierra a través de los contactos internos. La razón por la que un relevador se usa frecuentemente es porque es un dispositivo de acción rápida y segura.

Esto quiere decir que es ideal para actividades donde se requiere un alto nivel de precisión. Por ejemplo, para controlar motores, sistemas de iluminación, sistemas de audio, entre otros.

Un relevador funciona como un interruptor que se controla mediante un circuito para abrir y cerrar de forma automática. Esto permite que sea un dispositivo muy útil en el campo de la electricidad para realizar tareas de manera rápida y segura.

Mira TambiénEl Transistor: Sus Aplicaciones En La Electrónica.El Transistor: Sus Aplicaciones En La Electrónica.

¿Cuáles son las partes principales de un relevador?

Las partes principales de un relevador son:

    • Bobina o inductor: esta es la parte más importante de un relevador ya que cuando recibe corriente eléctrica, se genera un campo magnético que activa la placa del relé.
    • Placa del relé: La placa tiene contactos en los extremos para cerrar un circuito eléctrico cuando la bobina es excitada.
    • Diodo: Esta parte es responsable de proteger a la bobina del relé contra picos de voltaje.
    • Cortocircuitador: Esta parte es necesaria para proteger al circuito contra sobrecorrientes o cortocircuitos.

Un relevador es un dispositivo electromecánico bajo control eléctrico. Su función principal es interrumpir o completar un circuito eléctrico mediante el uso de la energía electromotriz. Es un dispositivo mecánico ideal para el control remoto de circuitos eléctricos.

Se compone de una bobina y una placa de contacto y su funcionamiento se basa en el principio de la inducción electromagnética. Cuando se aplica corriente a la bobina del relé, se genera un campo electromagnético que cierra los contactos de la placa, permitiendo que la corriente fluya a través del circuito.

Además de la bobina, placa y diodo, un relevador puede contener otros componentes. Estos incluyen un interruptor manual para cerrar los contactos sin necesidad de energía eléctrica, un cortocircuitador para evitar que el circuito sobrecargue, una lucecita para indicar el estado de la bobina del relé, botones para variar la resistencia en la bobina y, a veces, varios contactos adicionales para varias aplicaciones.

CONTENIDO RELACIONADO  Capacitor De Papel: Funcionamiento Y Aplicaciones En Circuitos Electrónicos

Las partes principales de un relevador son la bobina o inductor, la placa del relevador, el diodo y el cortocircuitador. Estas partes tienen como objetivo permitir que el circuito eléctrico se complete de forma remota, así como asegurar su funcionamiento correcto y seguro.

¿Cómo se elige un relevador adecuado para un proyecto electrónico?

Elegir un relevador adecuado para un proyecto electrónico no es tan sencillo como parece, ya que hay una serie de factores que tomar en cuenta como la potencia a manejar, el voltaje de activación, el tiempo de retardo al cerrar, entre otros. Por eso, antes de tomar una decisión hay que hacer una evaluación para saber qué dispositivo se adapta mejor al proyecto.
A continuación, te mencionamos los principales pasos que debes seguir para elegir un relevador:

Mira TambiénBaterías En Serie Y Paralelo: ¿cuál Es La Diferencia?.Baterías En Serie Y Paralelo: ¿cuál Es La Diferencia?.
      • Define los requerimientos del proyecto. Analiza los elementos actuantes y su capacidad de activación y desactivación. Además, estudia el voltaje a emplear y la tensión máxima que el relevador puede manejar.
      • Ten en cuenta la potencia a manejar. Debes definir la corriente o la potencia continua o alterna para el circuito y para el colector del relé.
      • Verifica los tiempos de trabajo del relevador. Es importante conocer los tiempos de latencia, es decir, el tiempo que tarda en conectar el circuito de control a los contactos, así como el tiempo de desactivación que indica el tiempo de duración de la conexión.
      • Chequea las características físicas. Esto incluye los conectores y la separación entre éstos, los tornillos para montar en placa, etc.

Esperamos que estos consejos te sirvan para elegir el relevador adecuado para tu proyecto electrónico. No olvides consultar los manuales de uso antes de empezar a trabajar y pedir asesoramiento de un profesional si necesitas.

¿Existen diferentes tipos de relevadores?

Sí, existen diferentes tipos de relevadores. Estos dispositivos electrónicos se utilizan para la conexión a tierra de determinados circuitos eléctricos, y pueden presentar diversas formas, entre las que se encuentran:

      • Relevadores electromecánicos: son dispositivos usados para aparatos domésticos como televisores y equipos de sonido, además de otros pequeños aparatos.
      • Relevadores termostáticos: estos se utilizan en sistemas de calefacción, refrigeración y ventilación.
      • Relevadores electrohidráulicos: estos dispositivos se usan en la automatización industrial, en el modelado y control de motores.
      • Relevadores programables: estos se emplean en numerosos sistemas, como los de control de calidad, líneas de producción y automatización de procesos.

Cada uno de estos relevadores se distinguen por sus características y funcionalidad. Mientras los relevadores electromecánicos se emplean para controlar la corriente eléctrica, los relevadores termostáticos y electrohidráulicos sirven para regular los ambientes térmicos al interior de los mismos. Por último, los relevadores programables son capaces de realizar funciones más complejas dentro de las instalaciones.

¿Cuál es la diferencia entre un magnetismo y un relevador eléctrico?

La diferencia principal entre un magnetismo y un relevador eléctrico es que el primero se refiere a una fuerza natural entre dos objetos, mientras que el segundo es un dispositivo electromecánico diseñado para controlar la corriente eléctrica en un circuito.

CONTENIDO RELACIONADO  Componentes Externos Esenciales En Un Ordenador: Guía Completa

El magnetismo es una fuerza que emana de los campos magnéticos y produce atracción o repulsión entre los objetos con algún tipo de carga eléctrica. En cambio, los relevadores son dispositivos eléctricos que se utilizan para controlar la potencia en un circuito, operando como interruptores. Estos se componen por un núcleo electromagnético, un resorte y un contacto eléctrico.

Ventajas del magnetismo:

Mira TambiénLos Inductores: Sus Aplicaciones En La Electrónica.Los Inductores: Sus Aplicaciones En La Electrónica.
    • Produce movimiento a distancia.
    • Transmite energía desde un lugar a otro.
    • Puede ser utilizado para generar electricidad.

Ventajas del relevador eléctrico:

    • Controla cantidades significativas de corriente sin necesidad de resistencia.
    • Los dispositivos se pueden conectar en serie para controlar grandes cargas.
    • Protege los demás componentes eléctricos del circuito aumentando su vida útil.

Si bien el magnetismo y los relevadores eléctricos tienen propósitos muy diferentes, ambos pueden ser utilizados en diversos campos de la ingeniería. El magnetismo obtiene energía de los campos magnéticos, mientras que los relevadores controlan grandes cantidades de corriente sin generar calor, protegiendo los componentes del circuito.

¿Qué tipo de protección ofrecen los relevadores?

Los relevadores son dispositivos electrónicos que pueden detectar cuando se presentan problemas eléctricos como sobre-tensiones y sobre-corrientes en diversos circuitos y componentes. Estos equipos ofrecen una protección al aislar esos componentes. Esta función de control se realiza mediante la medición de parámetros tal como:

    • Intensidad de corriente.
    • Tensión.
    • Frecuencia.
    • Potencia.

La protección que los relevadores ofrecen depende mucho de cada equipo en particular, pero en general se clasifican en dos tipos principales de protección:

    • Protección diferencial, sirve para evitar la propagación de fallas eléctricas, y es decir, ayuda a evitar daños mayores si algún evento eléctrico ocurre. Esto se logra al comparar la corriente de salida con la corriente de entrada.
    • Protección contra sobre-intensidad y cortocircuitos, consistente en desconectar la corriente cuando se detecta un sobre-voltaje en el sistema.

Además, también se ofrece la protección contra exceso de temperatura, diseñada para proteger el equipo electrónico de cualquier aumento en la temperatura.

Los relevadores ofrecen diferentes tipos de protección, como protección diferencial, contra sobre-intensidad y cortocircuitos y contra exceso de temperatura. Esto permite asegurar que los equipos eléctricos e informáticos no sufran daños por distintos eventos eléctricos.

Los relevadores son dispositivos electrónicos programables que se utilizan para controlar, activar y desactivar circuitos eléctricos, pudiendo ser accionados a distancia con el objetivo de proporcionar señales de control eléctrica entre dos puntos.

Estos dispositivos resultan esenciales para el control y la automatización industrial, ya que permiten trabajar con corrientes muy altas sin tener contacto directo con el operador. Por lo tanto, los relevadores son fundamentales para realizar muchas aplicaciones, como el arranque y paro de motores, la protección contra sobrecorrientes o la conmutación de circuitos, entre otros.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Relevadores: ¿qué Son Y En Qué Se Utilizan?. puedes visitar la categoría Dispositivos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir